Biosfera

Kongonaphon kely, un pequeño asesino de insectos

Entre los animales más grandes que han pisado o volado sobre la faz de la Tierra figuran los dinosaurios y los pterosaurios, pero sus ancestros pudieron tener un tamaño muchísimo menor. Así lo sugiere el fósil de un pariente descubierto en Madagascar de tan solo 10 cm de altura: Kongonaphon kely, un ‘pequeño asesino de insectos’ que puede ayudar a explicar algunas de las características de sus gigantescos primos.

Los dinosaurios y los pterosaurios voladores son conocidos por su enorme tamaño, pero una especie recién descrita en Madagascar, que vivió en el Triásico hace unos 237 millones de años, apunta a que se originaron de ancestros extremadamente pequeños. Todos pertenecen al grupo Ornithodira, cuyos orígenes son poco conocidos porque apenas se han encontrado especímenes asociados a la raíz de este linaje.

El nuevo reptil fósil encontrado, llamado Kongonaphon kely o ‘pequeño asesino de insectos’, tenía solo 10 centímetros de altura. Su descripción y relaciones con sus parientes, publicados en la revista PNAS, pueden aclarar algunas de las características que presentan sus ‘primos’ más grandes.

En general, el consenso científico era que el tamaño del cuerpo era similar entre los primeros arcosaurios (el gran grupo de los reptiles que incluye aves, cocodrilos, dinosaurios no aviarios, pterosaurios y los primeros ornitodiranos) antes de aumentar a proporciones gigantescas en el linaje de los dinosaurios.

Kongonaphon no es el primer animal pequeño conocido cerca de la raíz del árbol genealógico del grupo o clado Ornithodira, pero hasta ahora esos especímenes se consideraban excepciones aisladas a la regla.

El evento de ‘miniaturización’ detectado indica que los linajes de dinosaurios y pterosaurios se originaron a partir de antepasados ​​extremadamente pequeños y tiene importantes implicaciones para su paleobiología, incluido los orígenes del vuelo en aquellos que lo lograron.

2
Ilustración de Kongonaphon kely, el ‘pequeño asesino de insectos’ pariente de dinosaurios y pterosaurios descubierto en Madagascar. / Alex Boersma/PNAS

Otro ejemplo es el hecho de que Kongonaphon comiera insectos, según indican sus dientes. Un cambio hacia insectívoro, animales con cuerpos generalmente pequeños, pudo ayudar a los primeros ornitodiranos a sobrevivir, ocupando nichos diferentes a los de otros reptiles contemporáneos, en su mayoría carnívoros.

El estudio también sugiere que la piel vellosa que recubría algunos dinosaurios y pterosaurios, desde simples filamentos hasta plumas, puede haberse originado a partir de una ‘pelusa’ como la que presentaba su diminuto ancestro común para su termorregulación.

Esta adaptación permitirá retener el calor en cuerpos pequeños como el suyo durante el Triásico medio tardío, una época de extremos climáticos con frecuentes cambios bruscos de temperatura entre los días calurosos y las noches frías.

Fuente: SINC

Imagen de cabecera: El pequeño Kongonaphon kely se podría sostener en las manos. Solo medía 10 cm de altura. / Frank Ippolito, ©American Museum of Natural History

0 comments on “Kongonaphon kely, un pequeño asesino de insectos

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: