¿Plagas bíblicas?

En el Antiguo Testamento se describe cómo Moisés y su hermano Aarón informan al faraón que si no deja salir a su pueblo esclavizado de Egipto recibiría el castigo de Dios. El número de plagas que enviaría varía según los Salmos y en la narración final del Éxodo se describen diez. Para los teólogos estas plagas no son la crónica histórica de un castigo divino, sino que representa una confesión de fe de la supremacía del Dios hebreo sobre las deidades egipcias, y aunque tienen su base histórica, también tienen su explicación científica.

La Biblia no cita al faraón del Éxodo por su nombre, aunque cita la probable fecha el 1446 a. C., sin embargo, indica que los hebreos partieron de Ramesés, ciudad que se fundó posteriormente en tiempo de Ramsés II. Controversias aparte, las plagas castigaron la capital de Egipto en el Delta del Nilo durante el reinado del faraón Ramsés II, que sería abandonada años después probablemente a consecuencia de las mismas. Encontramos testimonio de plagas en las Cartas de El-Amarna, unas tablillas de arcilla que contienen la correspondencia entre la corte egipcia y otros Estados del Próximo Oriente, donde describen una plaga que asoló el país y que la arqueología parece confirmar con el hallazgo en el poblado de los trabajadores de Akhetatón de parásitos fosilizados con el agente causante de la peste y la existencia de un elevado número de pulgas. Así como en la Estela de la Tempestad de Ahmose I, donde se describen fuertes tormentas que devastaron el país.

Todo parece indicar que el cambio climático ocurrido tras la brutal erupción sucedida en Santorini, al sur de mar Egeo, tres siglos antes del reinado de Ramsés II, en la que se expulsó un volumen cuatro veces superior a lo arrojado por el temido volcán Krakatoa en el siglo XIX, afectó a todo el hemisferio norte y bien puede explicar las plagas descritas.

Primera plaga

Moisés golpeó el río Nilo con su bastón y las aguas se convirtieron en sangre, mientras su hermano Aarón hizo lo mismo en los estanques y canales, convirtiéndo el agua en imbebible y matando a todos los peces del río. La explicación científica al color rojo del Nilo bien pudo ser a consecuencia de los terremotos posteriores a la erupción que causarían escapes de dióxido de carbono y de hierro cerca del Nilo, este formó hidróxido de hierro al contactar con el oxígeno. Otra posibilidad es la atribuida al alga Oscillatoria rubescens que se expandería por el Nilo al volverse el agua fangosa por las altas temperaturas y que al morir daría el color rojo al río.

Segunda, tercera y cuarta plagas

La invasión de las algas obligó a las ranas que vivían en el Nilo a abandonar el agua, disminuyendo drásticamente su población, hecho que originó que aumentaran los mosquitos y otros insectos, que se multiplicarían sin control ocasionando picaduras y enfermedades.

Quinta y sexta plagas

La Biblia describe como pestilencia a las epidemias que originaban úlceras, forúnculos y sarpullidos en la piel, muchas veces mortales como la malaria y la viruela, además, el ganado moría por infecciones, agravando la hambruna.

Séptima plaga

La lluvia de fuego y granizo de esta plaga se explica por la propia erupción del volcán que lanzó miles de millones de toneladas de cenizas volcánicas que podría haber chocado con tormentas sobre Egipto y producir granizo.

Octava y novena plagas

La ceniza debió cubrir el cielo en su totalidad dominando la oscuridad, además, la caída de esta ceniza destruyó los cultivos y pudo alterar el clima provocando precipitaciones y un aumento de la humedad, favoreciendo la reproducción de las langostas y la destrucción de la vegetación.

Décima plaga

En este momento los magos egipcios, el pueblo y los funcionarios piden al faraón que deje salir a los israelitas de una vez, pero el faraón no accedió a la petición hasta que llegó la peor: la muerte de su primogénito y de todos los primogénitos de cada familia egipcia. Ahora se nos plantean dos preguntas, ¿cuál pudo ser la causa de que muriera y por qué afectó solo a los primogénitos?

Para contestar a la primera pregunta el pintor apunta el motivo al mostrarnos al primogénito muerto cianótico, y es que la intoxicación por el dióxido de carbono -generado por la erupción del volcán- impidió la oxigenación de la sangre al unirse con la hemoglobina. La segunda pregunta encontraría su respuesta en el privilegio que tenían los primogénitos al dormir en la parte más baja de la casa, donde el gas se acumulaba al ser más pesado que el aire. Claro está que esta es una hipótesis, solo eso. Encontramos otra explicación al misterio en las mismas algas que tornaron rojo el Nilo. Un estudio publicado en 2003 en Clinical Microbiology Reviews, apunta que el exceso de algas rojas liberó micotoxinas, unas toxinas potencialmente letales, que contaminaron el grano de trigo. Los primogénitos eran los primeros en recoger el grano, así se expusieron más precozmente a la plaga al encontrarse también las toxinas también en el aire.

Existen incoherencias en la narración y según los estudiosos el relato de las plagas es un combinado de tres narraciones distintas, de épocas diferentes. Fue tan importante el acontecimiento del Éxodo que la tradición oral ampliaría y cargaría de detalles lo realmente sucedido añadiendo dramatismo al relato. Sin embargo, una vez más, la ciencia puede ayudar a explicar lo inexplicable, y en esta ocasión, una erupción volcánica, el cambio climático y un alga, bien pudieron ser el motivo de las apocalípticas plagas explicadas en la Biblia.

Lee la entrada original de Francisco Javier Tostado (bajo licencia CC) en su blog.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .