Los ritmos circadianos de las plantas

Los ritmos circadianos son unos “relojes internos” a modo de pequeños ciclos biológicos de 24 horas de duración y que se encuentran en el organismo de los mamíferos y otros animales así como en plantas, hongos y algunas bacterias.

En el caso concreto de las plantas, les permiten “sincronizarse” con el día y la noche y resistir y percibir los cambios en su entorno. Así se preparan para la fotosíntesis antes del amanecer o activan los mecanismos de protección térmica antes del calor de mediodía.

Pero ¿cómo sincronizan las plantas sus relojes internos sin un cerebro? Según una reciente investigación todas las células de la planta se coordinan en parte a través de algo llamado autoorganización local, un mecanismo en el que las células de las plantas comunican su sincronización con las células vecinas.

succulents-2347550_1920

Así pues las hojas, las raíces y los tallos, reciben diferentes señales de su entorno, como luz y temperatura, y utilizan esta información para establecer su propio ritmo de manera independiente. Cuando el número de proteínas circadianas en una célula alcanza su punto álgido, ésta lo comunica a sus vecinas, quienes producen más de estas proteínas y así sucesivamente.

De esta peculiar manera y pese a no contar con un cerebro, las plantas son capaces de “tomar decisiones” y adaptarse al medio que las rodea.

Y es que la naturaleza es, sin duda alguna, sorprendente.

Comentarios

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .