Un fósil dentro de un fósil

Continuamente se descubren nuevos fósiles de dinosaurios que nos ayudan a conocer más a estos desaparecidos animales. Recientemente un nuevo espécimen del dromeosáurido volador, al que han denominado Microraptor zhaoianusha sido descubierto por un equipo de paleontólogos de la de la Academia de las Ciencias de China; pero lo interesante es que el ejemplar conserva en su estómago los restos de un lagarto , hasta ahora desconocido, casi completo; vamos un 2×1.

1
Ilustración por Doyle Trankina

Este nuevo lagarto es diferente a cualquier otro conocido del Cretácico y representa una nueva especie, a la que han nombrado Indrasaurus wangi en honor al profesor Wang Yuan, investigador del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de los Vertebrados y director del Museo Paleozoológico de China; la denominación Indrasaurus está inspirada en una leyenda del dios Indra que fue tragado por un dragón durante una gran batalla (el dragón sería el Microraptor).

Cabe destacar que esta es la cuarta aparición documentada de un microraptor que conserva restos en su estómago. Esto ha permitido a los científicos averiguar que este dinosaurio se alimentaba de mamíferos, aves, peces y lagartos; estos restos llevan a la conclusión de que trataba de un depredador oportunista. El estudio se ha publicado en la revista Current Biology y ha sido reseñado (bajo licencia CC) en SINC.