Consecuencias de tomar demasiada vitamina D

La vitamina D juega es fundamental para nuestros huesos y también muy beneficiosa para otros procesos de nuestro organismo.

Solo 15 minutos de sol en una playa, un jardín o en tu terraza son suficientes para que el cuerpo genere por sí solo la cantidad que necesita; sin embargo bien por los horarios de trabajo, la falta de tiempo o simplemente por vivir en una zona con pocas horas de luz solar en invierno, nos vemos, a veces, en la necesidad de recurrir a suplementos alimenticios y vitamínicos para suplir nuestras carencias de vitamina D.

Un reciente estudio ha concluido que un exceso de vitamina D parece acelerar la pérdida de densidad ósea y puede propiciar la aparición de hipercalcemia.

La investigación demuestra además que los más altos niveles de Vitamina D no siempre son los más beneficiosos. Por ello, concluyeron que una dosis adecuada podrían ser las 400 UI.

Como siempre; consulta con tu médico de cabecera qué opciones tienes en caso de que necesites tomar vitamina D.