El Hierro, laboratorio de energías limpias

Los combustibles fósiles no tienen futuro; más pronto que tarde tendremos que abandonarlos y he aquí proyectos viables como la Central Hidroeólica de Gorona del Viento en la isla de El Hierro que demuestran que podemos cubrir todas nuestras necesidades energéticas con energías renovables. Esta central está diseñada para abastecer a la isla del Meridiano de energía eléctrica a partir de fuentes limpias y renovables como el agua y el viento.

La solución es simple a la vez que ingeniosa. Un campo de aerogeneradores aporta la energía que necesita la isla. Cuando se genera más electricidad que la que se consume, está energía sobrante se utiliza para alimentar un motor eléctrico que bombea agua del mar a un embalse. Cuando no sopla el viento y se necesita electricidad, se abre la compuerta del embalse para generar electricidad a través de una turbina, gracias a la energía potencial acumulada por el agua.

La central hidroeólica de Gorona del Viento, un proyecto innovador que ha convertido a El Hierro en un laboratorio de energías limpias.

Cinco aerogeneradores, dos depósitos de agua, cuatro turbinas hidráulicas y una central de bombeo conforman el experimento renovable que arrancó en 2014 en la isla. La clave de este proyecto de 82 millones de euros está en combinar la rebeldía del viento con la docilidad del agua estancada y así atajar el punto débil de las energías renovables: el almacenamiento.

Gracias a este sistema, el pasado febrero de 2019 la isla cumplió un hito: abastecerse durante 18 días seguidos con energía 100% renovable.